6.7 Recursos

image
Figura 6.7 Recursos (imagen adaptada para la versión en Español por CETEC)

Al igual que en el caso de las características del alumno, no se puede tener demasiado control sobre los recursos disponibles, sin embargo los recursos (o la falta de ellos) tendrá un gran impacto en el diseño de la enseñanza. Procurar los recursos adecuados suele ser una de las tareas más difíciles para muchos profesores e instructores. En todo el libro, se hace referencia al rol de los recursos en el diseño del aprendizaje pero especialmente en los siguientes:

6.7.1 Docentes auxiliares

Los docentes auxiliares son para los profesores lo que el soporte es para los estudiantes. Los profesores adjuntos, ayudantes, bibliotecarios y personal de soporte técnico, incluyendo los diseñadores instruccionales, productores de medios de comunicación y personal técnico de TI son todas formas de asistencia a la docencia.

Es importante pensar en la mejor manera de emplear al personal de apoyo. En las universidades, se suele dividir la clase en secciones, y cada sección tiene su propio instructor o docente auxiliar, que trabaja con cierta independencia. Esta metodología suele generar grandes diferencias en la calidad de la enseñanza en las diferentes secciones, dependiendo de las competencias de los docentes auxiliares. Sin embargo, las nuevas tecnologías permiten organizar la enseñanza de manera diferente y más consistente.

Por ejemplo, un profesor titular puede determinar la curricula y la estrategia de evaluación, y trabajar con un diseñador instruccional que proveerá el diseño general del curso. Los docentes auxiliares son contratados para impartir el curso, ya sea en la modalidad presencial o en línea o con más frecuencia en un formato mixto, bajo la supervisión del profesor titular (ver el National Center for Academic Transformation por ejemplo). El aula invertida o flipped classroom es otra manera diferente de organizar los recursos (ver Aprendizaje híbrido en Psicología Introductoria como ejemplo). Un modelos para los profesores titulares es grabar las clases para que los estudiantes las vean a su propio ritmo, luego los estudiantes trabajan en sub-grupos con los docentes auxiliares o ayudantes para clarificar los conceptos, debatis los temas, y otras actividades en clase. Estos sub-grupos se pueden encontrar tanto en línea como de manera presencial.

También existen otras oportunidades para incrementar los recursos a través del uso de la tecnología. La enseñanza a distance permite atraer a más estudiantes (por ejemplo de zonas a las que normalmente no llegaría) y en consecuencia generar más ingresos a las instituciones a través de los subsidios del gobierno para atraer más estudiantes y/o la recaudación misma en concepto de aranceles de matriculación, es decir que las economías de escala pueden permitir a la institución contratar más docentes con los ingresos generados por los estudiantes a distancia adicionales.

De hecho, ahora hay ejemplos de programas de maestría totalmente en línea que cubren ampliamente sus costos totales, incluyendo la contratación de profesores investigadores para impartir el programa, solamente con los ingresos por matriculación (la Maestría en Tecnología Educativa online de la University of British Columbia es un ejemplo)  es un ejemplo, incluso los arenceles de matriculación son las mismos que para los programas de maestría presenciales (ver Bates y Sangra, 2011).

Por lo tanto, los recursos (o la falta de ellos) pueden tener una profunda influencia en la efectividad de un entorno de aprendizaje.

6.7.2 Instalaciones

Este punto hace referencia, principalmente, a las instalaciones físicas disponibles para los profesores y los estudiantes, como aulas, laboratorios y biblioteca. Las instalaciones pueden imponer restricciones a la enseñanza, ya que por ejemplo la configuración física de una sala de conferencias o un aula puede limitar las oportunidades de debate o proyectos en grupo, o la falta de disponibilidad de espacios e instalaciones en la institución puede obligar a un instructor a “acomodar” sus clases en tres horas en el aula y seis horas de laboratorio por semana (ver Cómo el Aprendizaje online va a afectar el diseño del Aula que trata sobre los intentos de re-diseño de aulas para la era digital.)

El aprendizaje en línea puede liberar a los instructores y a los estudiantes de tales limitaciones físicas rígidas, aunque también permanece la necesidad de estructura y organización de unidades o módulos de enseñanza, incluso o especialmente en la enseñanza en línea. Por ejemplo, los sistemas de gestión de aprendizaje como Blackboard o Moodle proporcionan un entorno en línea estructurado, pero también tienen sus propias limitaciones.

6.7.3 Tecnología

La tecnología del aula, como pizarras, proyectores y computadoras para presentaciones, es un soporte tecnológico tradicional. También incluiría a los libros de texto, que veremos en el Capítulo 8 que son una forma de tecnología. Sin embargo, el desarrollo de las nuevas tecnologías y los sistemas de gestión del aprendizaje, especialmente la grabación de clases y los medios de comunicación social, tienen implicaciones fundamentales en el diseño de la enseñanza y el aprendizaje. En los Capítulos 7, 8 y 9 se tratan estos temas en mayor profundidad. No obstante, la disponibilidad de tecnologías para un instructor puede contribuir enormemente a la creación de entornos interactivos y atractivos para los estudiantes y eficaces para el aprendizaje. Sin embargo, es importante hacer hincapié en que la tecnología es sólo un componente dentro de un entorno de aprendizaje y necesitan estar en equilibrio e integrados con el resto de los componentes.

6.7.4 El tiempo del instructor

¡El recurso más importante y más preciado de todos! Construir un entorno eficaz para el aprendizaje es un proceso iterativo, sin embargo tanto el diseño de la enseñanza, y en cierta medida del entorno de aprendizaje en su conjunto, van a depender de la disponibilidad de tiempo del instructor (y su equipo). Cuánto menos tiempo tenga disponible, más restrictivo puede ser el entorno de aprendizaje, excepto que el instructor gestione su tiempo estrictamente. Una vez más, el buen diseño tiene en cuenta el tiempo disponible para la enseñanza (ver el Capítulo 12, Sección 9, en particular).

6.7.5 Recursos, el tamaño y el control de la clase

Nada impulsa más a la distracción a un instructor que intentar trabajar con los recursos inadecuados. De hecho, si a un profesor o instructor se le asigna una clase de 200 estudiantes, en una gran sala de conferencias, sin ningún apoyo adicional para la enseñanza, entonces el instructor va a tener dificultades para crear un entorno de aprendizaje enriquecido, ya que la falta de recursos limita las opciones. Por otro lado, un instructor con 30 alumnos que tiene acceso a una amplio abanico de tecnologías, que tiene la libertad de organizar y estructurar el programa de estudios, y cuenta con el soporte de un diseñador de instruccional y un diseñador de páginas web, se puede dar el lujo de explorar una variedad de diferentes diseños y posibles entornos de aprendizaje.

Sin embargo, es probable que cuando los recursos sean más escasos, sea necesario contar con más creatividad para romper con los modelos tradicionales de enseñanza. Si se tiene acceso a las nuevas tecnologías y si se utilizan correctamente, será posible diseñar un entorno relativamente enriquecido incluso para las clases masivas. En el Capítulo 12, Sección 5 se trata en más detalle este tema. Al mismo tiempo, las expectativas deben ser realistas. Siempre será un reto, proporcionar al estudiante el soporte adecuado, cuando la proporción instructor: estudiantes es de 1:200. Es posible, a través del re-diseño implementar mejoras -pero no milagros-. (Para más información sobre el aumento de la productividad a través de la enseñanza en línea, consulte la Productividad y el Aprendizaje online Redux).

Referencias

Bates, A. and Sangrà, A. (2011) Managing Technology in Higher Education: Strategies for Transforming Teaching and Learning San Francisco: Jossey Bass

Actividad 6.7 ¿Qué recursos son importantes?

  1. ¿Hay otros recursos que influyen en el diseño de un entorno de aprendizaje que no haya mencionado?
  2. Winston Churchill dijo una vez “Damos forma a nuestros edificios y, nuestros edificios nos dan forma a nosotros” ¿Hasta qué punto cree que el aprendizaje en línea puede liberarnos de algunas de las limitaciones que imponen las instalaciones en el diseño de la enseñanza y el aprendizaje? ¿Qué nuevas restricciones aporta el aprendizaje en línea en términos de diseño?
  3. ¿Qué opinión tiene sobre incorporar docentes auxiliares? Tengo serias reservas sobre la incorporación de estudiantes como ayudantes de cátedra en las universidades, en términos de la calidad de la enseñanza. También creo que los docentes adjuntos  contratados son mal tratados en términos de cómo se gestiona su labor.  En la Columbia Británica hemos tenido dos casos en la Corte Suprema y una huelga masiva de profesores en protesta por el tamaño excesivo de las clases en las escuelas, y en particular por la ayuda que deben recibir los maestros de escuelas para hacer frente a estudiantes con problemas de aprendizaje. No obstante, ofrecer soporte menos calificado (y más barato) a los profesores, ¿puede fortalecer o debilitar el entorno de aprendizaje para los estudiantes?

No incluiré un podcasta en esta actividad que para reflexión personal – mis puntos de vista se mencionan anteriormente.

License

Icon for the Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License

Enseñar en la Era Digital - Segunda Edición by CETEC FIUBA Centro de Tecnologías Educativas is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License, except where otherwise noted.