3.2 Orígenes del modelo del diseño áulico

image
Figura 3.2.1 La clase de la señorita Bowls en un colegio niñas no identificado – Fecha: alrededor de 1905 –Imagen: Southall Board, Flickr

Nuestras instituciones son un reflejo de los tiempos en las que fueron creadas. Francis Fukuyama en su libro sobre el desarrollo político y la decadencia política (2011, 2014) señala que las instituciones que ofrecen servicios esenciales desde el estado, se estancan con el paso del tiempo en sus estructuras originales y no logran adaptarse a los cambios que suceden en el contexto externo. Por eso, se necesita examinar, en particular, las raíces de nuestros sistemas educativos modernos, porque la enseñanza y el aprendizaje actualmente tienen la fuerte influencia de las estructuras institucionales desarrolladas hace muchos años. Es decir que hay que examinar el grado en que estos modelos tradicionales basados en la enseñanza presencial siguen siendo adecuados para la era digital.

Las escuelas, colleges o universidades urbanas, organizadas en grupos de estudiantes según la edad y en clases reguladas en horas fueron una excelente opción para una sociedad industrial. En distintos aspectos, este se asemeja a la forma en que se organizaba el trabajo en las fábricas. De hecho, todavía persiste el diseño educativo basado en ese modelo predominantemente industrial y sigue siendo el modelo por defecto incluso hoy en día.

Algunos modelos de diseño están tan arraigados en las tradiciones y las convenciones, que nos sentimos en ellos como pez en el agua -aceptamos que este es el entorno en el que tenemos que vivir y respirar-. El modelo de aula es un muy buen ejemplo. En un modelo basado en el aula, los alumnos que se organizan en clases se reúnen de forma regular en el mismo lugar y en momentos del día previamente estipulados, por un número de horas y un período determinado (un cuatrimestre o semestre).

Esta es una decisión de diseño que fue tomada hace más de 150 años. Se inserta en el contexto social, económico y político del siglo XIX en el que:

  • la industrialización de la sociedad genera “modelos” de organización del trabajo y la mano de obra en fábricas de producción masiva;
  • el desplazamiento de las personas desde las zonas rurales a trabajos y comunidades en la urbe, da como resultado el aumento demográfico e instituciones más grandes;
  • el paso a la educación de masas para satisfacer las necesidades de las empresas industriales y a un rango cada vez más amplio y complejo de actividades administradas por el Estado, tales como el gobierno, la salud y la educación;
  • el derecho al voto de los votantes y de ahí la necesidad de un electorado con mejor educación.
  • la demanda, luego, de una mayor igualdad da como resultado el acceso universal a la educación.

Sin embargo, en el lapso de 150 años, nuestra sociedad ha cambiado lentamente. Muchos de estos factores o condiciones ya no existen, mientras que otros persisten, pero de una manera menos dominante que en el pasado. Es por eso que todavía tenemos fábricas y grandes industrias, pero también tenemos muchas más empresas pequeñas y mayor movilidad social y geográfica, y sobre todo un desarrollo masivo de las nuevas tecnologías que permiten que el trabajo y la educación se organicen de diferentes maneras.

Esto no quiere decir que el modelo de diseño del aula es inflexible. Los profesores por muchos años han utilizado una amplia variedad de métodos de enseñanza dentro de este marco institucional general. Sin embargo, en particular, la forma en que nuestras instituciones están estructuradas afecta en gran medida la forma en que enseñamos. Tenemos que examinar que los métodos en torno al modelo de aula sean adecuados para la sociedad actual, y, tomar el reto de construir estructuras institucionales nuevas o adaptadas que satisfagan mejor las necesidades de hoy en día.

Referencias

Fukuyama, F. (2011)  The Origins of Political Order: From Prehuman Times to the French Revolution New York: Farrar Strauss and Giroux

Fukuyama, F. (2014) Political Order and Political Decay: From the Industrial Revolution to the Globalisation of Democracy New York: Farrar Strauss and Giroux

Activity 3.2 Thinking outside the [classroom] box

Si las aulas, escuelas y universidades son el producto físico de la era industrial, ¿qué tipo de entorno de aprendizaje sería el producto de la era digital? En otras palabras, si pudiera diseñar desde cero hoy, ¿cómo diseñaría un entorno de aprendizaje que refleje la era en la que vivimos?

Obviamente no hay una respuesta correcta o incorrecta a estas preguntas, sugiero ver el Capítulo 6 sobre entornos de aprendizaje para verificar si su entonro “digital” contiene todos los componentes necesarios.

También podrá considerar el contexto social, económico y político del siglo XXI para identificar un entorno de aprendizaje apropiado. ¿Cuán necesaria será la clase presencial? (por ejemplo, còmo los efectos de la alta exposición a las pantallas afectará el desarrollo de los niños?

Escuche el siguiente podcast con mis respuestas:


  AUDIO – Escuche este podcast en versión ES

  TEXTO – Lea este podcast en versión ES

License

Icon for the Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License

Enseñar en la Era Digital - Segunda Edición by CETEC FIUBA Centro de Tecnologías Educativas is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License, except where otherwise noted.