11.3 Libros de texto abiertos, investigación abierta e información abierta

image
Figura 10.3.1 Libros de texto abiertos de Stax College

11.3.1 Libros de texto abiertos

Los libros de texto representan un costo cada vez mayor para los estudiantes. Algunos libros de texto cuestan $200 o más, y en EEUU. Un estudiante de grado puede gastar entre en promedio entre $ 530 – $ 640 al año en libros de texto (Hill, 2015), aunque el costo de los libros de texto recomendados es entre $ 968 y $ 1221 (Caulfield, 2015).

Un libro de texto abierto por el contrario es una publicación online, abierto con licencia para la descarga gratuita para uso educativo o no comercial. En este momento está leyendo un libro abierto. Hay un número creciente de fuentes de libros de texto abiertos, como OpenStax College de la Rice University, y el catálogo de libros de texto de Open Academics Textbook Catalog de la University of Minnesota.

En la Columbia Británica, el gobierno provincial está subsidiando el proyecto de libros de textos abiertos B.C., en colaboración con las provincias de Alberta y Saskatchewan, ahora también con otras provincias a través del Canada OER Group.  El proyecto B.C. se centra en la puesta a disposición de los libros de texto en las áreas académicas de mayor matriculación y también en los oficios y entrenamiento de destrezas con licencia abierta. En el proyecto B.C., como en muchas de las otras fuentes, todos los libros son seleccionados, revisados por expertos y en algunos casos desarrollados por profesores locales. A menudo, estos libros de texto no son obras “originales”, en el sentido de nuevos conocimientos, pero son escritos cuidadosamente con resúmenes bien ilustrados de ideas actuales en diferentes áreas temáticas.

11.3.1.1 Ventajas de los libros de texto abiertos

Los estudiantes y los gobiernos, a través de becas y ayudas, pagan miles de millones de dólares cada año en libros de texto. Los libros de texto abiertos pueden tener un impacto significativo en la reducción del costo de la educación.El gobierno de Columbia Británica estima que el proyecto BC Open Textbook ha ahorrado a los aproximadamente 300,000 estudiantes postsecundarios de la provincia más de $ 4 millones en costos de libros de texto entre 2012 y 2017 (Bernard, 2017).

Cable Green, el CEO interino de Creative Commons, tiene una ‘visión’ para los libros de texto abiertos: el 100 por ciento de los estudiantes tiene el 100 por ciento de acceso digital gratuito a todos los materiales del curso desde el primer día. Eso está lejos del caso hoy.

DeNoyelles y Raible en la Universidad de Florida Central descubrieron (2017) que debido a los altos costos:

  • 30 por ciento de los encuestados [estudiantes] dijeron que optaron por no comprar un libro de texto al menos una vez,
  • 41 por ciento ha retrasado la compra de un libro de texto, y
  • 15 por ciento ha tomado menos cursos o ha decidido no tomar una clase en particular.

DeNoyelles y Raible concluyeron que:

  • El costo de los libros de texto está afectando negativamente el acceso de los estudiantes a los materiales requeridos (66.6% no compró el libro de texto requerido) y el aprendizaje (37.6% obtienen una calificación baja; 19.8% reprobaron un curso).

Una encuesta de todos los estudiantes públicos de educación superior en Florida realizada por el Campus Virtual de Florida (2016) encontró que debido a los altos costos de los libros de texto:

  • el tiempo hasta la graduación y / o el acceso a los cursos se ve afectado por el costo. Los estudiantes informaron que ocasionalmente o con frecuencia toman
    • menos cursos (47,6%);
    • no inscribirse en un curso (45.5%);
    • abandonar un curso (26.1%), o
    • retirarse de los cursos (20.7%).

También hay otras consideraciones. Es común ver largas filas en las librerías universitarias durante la primera semana del primer semestre (lo que consume un valioso tiempo de estudio). Debido a que los estudiantes pueden estar buscando versiones de segunda mano de los libros de otros estudiantes, bien puede ser en la segunda o tercera semana del semestre antes de que los estudiantes realmente obtengan su copia.

Entonces, ¿por qué el gobierno no debería pagar directamente a los creadores de los libros de texto, eliminar a los intermediarios (editores comerciales), ahorrar más del 80 por ciento en el costo y distribuir los libros a los estudiantes (o cualquier otra persona) de forma gratuita a través de Internet, bajo un ¿Licencia Creative Commons?

 

image
Figura 11.3.2 Libros de texto abiertos: ¡no hay alineaciones de librerías! Imagen: El Saskatoon StarPhoenix

11.3.1.2 Limitaciones de los libros de texto abiertos

La resistencia del profesorado sigue siendo un problema para los libros de texto abiertos. En 2017, se adoptaron libros de texto abiertos entre la mitad y las dos terceras partes de todas las instituciones postsecundarias en Canadá, y otro 20 por ciento estaba explorando su uso. Sin embargo, esto varió considerablemente según la provincia. En Columbia Británica, el 90 por ciento de todas las instituciones postsecundarias habían adoptado libros de texto abiertos para algunos cursos; En Saskatchewan y Quebec, menos de un tercio de las instituciones usaban libros de texto abiertos (Donovan et al., 2018). Esto indica claramente el impacto del apoyo gubernamental a los libros de texto abiertos. La adopción fue más alta en universidades y grandes instituciones. Donovan y col. También descubrió que había una falta de conocimiento y aún más de capacitación para instructores en el uso de libros de texto abiertos y REA.

Murphy (2013) cuestiona la idea de los libros de texto, sean estos abiertos o no. Ella ve a los libros de texto como una reliquia de la industrialización del siglo XIX, una forma de difusión masiva. En el siglo XXI, los estudiantes deben encontrar, acceder y obtener los materiales digitales a través de Internet. Los libros de texto son meramente aprendizaje enlatado, con autores haciendo el trabajo por los estudiantes. No obstante, debe reconocerse que los libros de texto aún son la moneda corriente en la mayoría de las formas de educación y mientras continúe de esta forma, los libros de texto abiertos serán una mejor alternativa que los libros de textos impresos y caros.

La calidad también sigue siendo una preocupación. Hay un prejuicio incorporado que “gratis” es equivalente a baja calidad. Sin embargo, los mismos argumentos sobre la calidad de los REA también se aplican a los libros de texto abiertos. En particular, los costosos libros de texto publicados comercialmente incluyen generalmente actividades, materiales complementarios, tales como lecturas adicionales, e incluso preguntas de evaluación.Sin embargo, Jhangiani y Jhangiani (2017), en una encuesta de 320 estudiantes de pregrado en Columbia Británica que realmente habían usado un libro de texto abierto para uno o más de sus cursos, encontraron que el 96% de los encuestados percibía que la calidad de su libro de texto abierto era igual o superior a un libro de texto comercial.

Otros (incluido yo mismo) cuestionan el potencial impacto de la publicación “abierta” en la creación de obras originales que no sean subvencionadas por el gobierno, ya sea porque son demasiado especializadas, o porque no son todavía parte de un plan de estudios de una asignatura; en otras palabras, ¿la publicación abierta podrá impactar negativamene en la diversidad de las publicaciones?, ¿cuál es el incentivo para alguien que quiere publicar una obra original, si no hay una recompensa económica para tal esfuerzo? Escribir un libro original, para un sólo autor sigue siendo un arduo trabajo aunque luego sea publicado.

Aunque hay una variedad de servicios de publicación “abierta”, todavía hay costos para el autor que quiera crear un trabajo original. ¿Quién paga, por ejemplo, los gráficos especializados, la edición o la revisión? En general, he usado mi blog para revisar secciones de este libro, y esto ha resultado ser extremadamente útil. Sin embargo, uno puede acercarse a los revisores de alta calidad para una revisión independiente, como se hizo para este libro (ver Anexo 3). También recibí soporte técnico gratuito de BCcampus y Contact North, pero otros autores potenciales de libros de texto abiertos pueden no tener ese tipo de acceso.

El marketing es otra cuestión. Se necesita tiempo y conocimiento especializado para comercializar libros de manera efectiva. Por otra parte, mi experiencia, después de haber publicado doce libros comercialmente, es que los editores no son eficaces en la comercialización adecuada de los libros de texto especializados, esperando que el autor auto-promocione y venda el libro mientras que el editor continúa llevándose el 85-90 % de todos los ingresos por ventas. Sin embargo, hay costos reales en la comercialización de un libro de texto abierto.

¿Cómo se pueden recuperar todos estos costos? Mucho más trabajo queda por hacer para apoyar la publicación abierta de la obra original en formato de libro. Si es así, ¿qué significa esto para la creación, difusión y preservación del conocimiento? En particular, es esencial alguna forma de subsidio del gobierno o de apoyo financiero para los libros de texto abiertos.

Sin embargo, aunque éstas son preocupaciones importantes, no son problemas insuperables. El simple hecho de que una proporción de los principales libros de texto estén disponibles de forma gratuita para los estudiantes es un gran paso adelante. Para ver si sentí o no que valía la pena escribir la primera edición de este libro, vea ‘Escribir un libro en línea: ¿Vale la pena?’ (Bates, 2015)

11.3.1.3 Aprenda cómo adoptar y usar un libro abierto

El campus de BC ha diseñado un MOOC corto en el portal en P2PU La adopción de libros de texto abiertos. Aunque el MOOC no esté activo cuando acceda al sitio, verá que la mayor parte de los materiales, incluyendo los videos, están disponibles.

11.3.2 Investigación abierta

Los gobiernos de algunos países como los EE.UU., Canadá y el Reino Unido están exigiendo que todas las investigaciones publicadas que hayan sido subsidiadas con fondos del gobierno deban estar accesibles en un formato digital y abierto. En Canadá, el Ministro de Estado de Ciencia y Tecnología anunció (27 de febrero, 2015) que:

La agencia tripartita de políticas para las publicaciones abiertas y de libre acceso, exige que todas las publicaciones, en revistas revisadas por pares financiados por una de las tres agencias federales, estén disponibles online y sean de libre acceso dentro de los 12 meses.

También en Canadá, las decisiones del Tribunal Supremo y la nueva legislación de 2014 indican que es mucho más fácil tener acceso y utilizar de manera gratuita los materiales online con fines educativos, aunque todavía hay algunas restricciones.

Los editores comerciales, que han dominado el mercado de las revistas académicas están comprensiblemente resistiendo las medidas. Cuando una revista académica tiene una alta reputación y por eso peso sustancial en la evaluación de publicaciones de investigación, sus editores le cobran a los investigadores para publicar las investigaciones con libre acceso. El prestigio de la publicación en una revista establecida, actúa como un desincentivo para los investigadores a publicar en revistas abiertas de menor prestigio sin tener que pagar para conseguir publicarlo.

Sin embargo, sólo puede ser una cuestión de tiempo antes de que los académicos se defiendan contra este sistema, al crear sus propias revistas científicas que serán consideradas del más alto nivel por la calidad de los trabajos y el estado de los investigadores que publiquen en tales revistas. Una vez más, sin embargo, la publicación de la investigación abierta florecerá solamente por cumplir con los más altos estándares de revisión entre pares y de investigación de calidad, mediante la búsqueda de un modelo de negocio sostenible, y por los propios investigadores al tomar el control sobre el proceso de publicación.

Con el tiempo, por lo tanto, podemos esperar que casi todas las investigaciones en revistas académicas estén disponibles en forma libre y abierta.

11.3.3 Datos abiertos

Las dos fuentes principales de datos abiertos son la ciencia y el gobierno. Luego de un intenso debate con las instituciones productoras de datos de los estados miembro, la OECD publícó en 2007 OECD Principios y Guías para el Acceso a los datos de Investigaciones subisidiada cos con Fondos Públicos. En la ciencia, el Proyecto Genoma Humano es quizás el mejor ejemplo, y diversos gobiernos nacionales o provinciales han creado sitios web para distribuir una parte de los datos recogidos, tales como el Catálogo de datos B.C. en Canadá.

Cada vez más cantidades de datos importantes se están poniendo a disposición de manera abierta y libre, proporcionando más recursos con un alto potencial para el aprendizaje.

La importancia que tienen para la enseñanza y el aprendizaje los avances en el acceso abierto, los REA, los libros de texto abiertos y los datos abiertos se estudiarán con más detalle en la siguiente sección.

Referencias

Bates, T. (2015) Writing an online, open textbook: is it worth it? Online Learning and Distance Education Resources, June 10

Bernard, R. (2017) ‘Open textbooks’ catching on at BC colleges and universities CityNews, February 10

Caulfield, M. (2015) Asking What Students Spend on Textbooks Is the Wrong QuestionHapgood, November 9

DeNoyelles, A. and Raible, J. (2017) Exploring the Use of E-Textbooks in Higher Education: A Multiyear Study EDUCAUSE Review, October 9

Donovan, T. et al. (2018) Tracking Online and Distance Education in Canadian Universities and Colleges: 2018 Halifax NS: Canadian Digital Learning Research Association

Florida Virtual Campus (2016) 2016 Florida Student Textbook & Course Materials Survey. Tallahassee, FL.

Hill, P. (2015) How Much Do College Students Actually Pay For Textbooks? e-Literate, March 25

Jhangiani, R. and Jhangiani, S. (2017) Investigating the Perceptions, Use, and Impact of Open Textbooks: A survey of Post-Secondary Students in British Columbia International Review of Research in Open and Distributed Learning, Vol. 18, No.4

Murphy, E. (2103) Day 2 panel discussion Vancouver BC: COHERE 2013 conference

OECD (2017) OECD Principles and Guidelines for Access to Research Data from Public Funding Paris FR: OECD

Actividad 11.3 El uso de otros recursos abiertos

  1. Consulte en OpenStax College, el Catálogo de Libros de Texto de Open Academics y el Proyecto de libros de textos abiertos BC para ver si hay algún libro de texto abierto adecuado para su tema.
  2. ¿Qué revistas abiertas hay en su área temática? (la ayuda de un bibliotecario será de utilidad) ¿los artículos son de buena calidad? ¿sus estudiantes podrían utilizarlos si estaban llevando a cabo investigaciones en esta área?
  3. Pida ayuda a su bibliotecario para buscar sitios de datos abiertos que podrían ser útiles utilizar en sus clases. ¿los estudiantes podrán encontrar estos sitios de datos por sí mismos, con sólo un poco de orientación? ¿cómo podrían ellos o usted utilizar estos datos abiertos en su aprendizaje?

License

Icon for the Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License

Enseñar en la Era Digital - Segunda Edición by CETEC FIUBA Centro de Tecnologías Educativas is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License, except where otherwise noted.